Inicio // Ana María Balarezo asesoría en Feng Shui

Se encuentra usted aquí

LOS NEGOCIOS Y EL FENG SHUI

ANTES DE COMENZAR A TRABAJAR EN NUESTRO NEGOCIO
Mudarse a un nuevo lugar es un gran reto. La idea de estar en un espacio distinto nos crea incertidumbre de cómo será, cómo serán nuestros nuevos vecinos, ¿nos gustará?  ¿Nos irá bien?...

Aquí les dejo algunos consejos para  antes de mudarnos y emprender nuestro negocio:
Elijamos una fecha positiva con buena energía, evitar los días en choque con el mes. Ayúdese con los calendarios que colocamos todos los meses en nuestro blogger.
Los fines de semana o feriados son buenos ya que estaremos abocados completamente a la mudanza.
Debemos estar descansados y en buen estado de salud, nuestro ingreso al nuevo lugar debe ser con todas las energías positivas sobre todo en nuestra mente.
Lo primero que debemos hacer es limpiar el lugar:
Limpiemos los pisos, los cajones, cada uno de los rincones que tenga en el  negocio.   El buen FENG SHUI se basa en energía limpia y el orden.
Abrir todas las puertas y ventanas para que las energías se renueven.
Podemos poner nuestra música favorita. De preferencia sonidos suaves Zen.
Esto transmitirá alegría y buenos deseos.
Pasar incienso de Sándalo,  mirra, menta, eucalipto, romero, limón, jazmín (puede escoger cualquiera de estos para la limpieza del local.
Saquemos la energía estancada con una CAMPANA TIBETANA

Comencemos el recorrido desde la entrada principal, frotando la campana para soltar suaves sonidos por todas las estancias del inmueble, incluido baños y escaleras.   Como se mueven las manecillas del reloj.  Dando la vuelta hasta que nuevamente volvamos a la entrada para cerrar un circulo.  Repetir muchas veces el mantra OM MANI PAD ME HUM.
Es importante realizar esta limpieza antes de mudarnos, para depurar las energías negativas de los habitantes anteriores si fuese un inmueble alquilado.
En caso de que sea un lugar a estrenar, también debemos hacerlo. Uno nunca sabe qué tipo de energías estuvieron allí.

Cuando comencemos a traer las cosas, podemos tomarnos un momento para ver donde colocamos nuestros objetos favoritos. Eso nos hará sentir más cómodos y podremos estar más a gusto. 
Aprovecha de hacer un estudio de FENG SHUI, es importante comenzar un nuevo proyecto conociendo cuales son nuestras coordenadas favorables y cuáles son las no favorables.  De esta manera sabrás el lugar correcto de cada cosa para activarlo positivamente y lograr la prosperidad.  Lo mejor es buscar un profesional. 
No te guíes de lo que hizo otra persona, lo que dice un libro o artículos de internet.  Cada persona es diferente, tiene una fecha de nacimiento diferente y es por eso que existen las Asesorías personalizadas  FENG SHUI para cada caso.
Recuerda que existen energías que se posicionan en diferentes lugares y si no sabemos activarlas si son positivas o rebajarlas si son negativas, el resultado puede ser contrario a lo que deseamos.
Una vez que ya nos hayamos acomodado, el lugar estará impregnándose de vida. Podemos invitar a seres queridos a compartir este gran momento.
Una creencia china dice que el  inmueble o negocio, nos elije. Este tiene una enseñanza para darnos y una vez que la hayamos aprendido nos dejará ir a otro lugar, donde nos estará esperando algo nuevo y mejor. 
 

El  propósito  del  FENG SHUI en un negocio  o  empresa  es crear un ambiente en el cual los  clientes se sientan  inspirados a comprar y el personal  pueda  ofrecer un alto nivel de  servicio.

El objetivo es mejorar el flujo de la  energía  fomentando las ventas.

 

Con cariño,
Ana María Balarezo
Especialista en Feng Shui
anamaria.fengshui@gmail.com
Lima - Perú

Añadir nuevo comentario

VIsitas Oficiales

ESTAMOS EN: Lima Perú Sudamérica

Escanea con tu CELULAR

Taller Feng Shui Armoniza tu Hogar

Búscanos en Facebook

Datos Personales

  Ana Maria Balarezo

Asesoro Hogares empresas, oficinas y negocios en general con la ciencia del Feng Shui para lograr la armonía en tu entorno.
Ver todo mi perfil

Hazte fan, siguenos



SUSCRIBIRSE

BLOGGER 

Todos los Derechos Reservados 2013 / Ana María Balarezo